A la hora de manejar criptomonedas se necesita también un lugar donde almacenarlas, es decir, algo semejante a una cuenta bancaria, con la diferencia de que el dinero no es dinero fiat sino dinero digital, es decir, se trata de dinero digital manipulado directamente por su propietario y no por un tercero o entidad bancaria.

Ya conocemos mejor algunos conceptos importantes referidos a este mundo del bitcoin, las criptomonedas y el dinero digital, por ejemplo, en el artículo anterior titulado ¿En qué consiste la tecnología blockchain? Explicamos en profundidad cómo esta tecnología es la base de todo el funcionamiento de las criptomonedas y las transacciones con dinero digital.

Entendiendo el concepto de Wallet

Para poder “guardar” las criptomonedas que tenemos en algún lugar, es necesario tener una wallet. Una Wallet, por como su nombre en inglés lo indica, es una especie de billetera electrónica donde se almacena el dinero digital que se ha comprado. Para operar con ella se necesita únicamente la dirección a donde se enviarán las transacciones, algo similar a una cuenta bancaria.

Es importante saber que en un mismo wallet puede haber varias direcciones asociadas a cuentas de criptomonedas diferentes, es decir, claves públicas que funcionan como números de cuenta, pero todas están asociadas por una clave privada única que es la que permite tener acceso a todos los fondos para hacer transacciones con ellos.

Clave Pública y Clave Privada de una Wallet

Para comprender mejor el funcionamiento de las claves pública y privada es bueno compararla con una cuenta bancaria. Ambas claves se crean al momento de abrir una wallet: una es pública (como el número de cuenta bancaria) y otra es privada (como la clave de una tarjeta de débito con la que se accede a la cuenta).

El uso de ambas claves es completamente distinto y, tal como su nombre lo indica, la pública se puede compartir con todo el mundo pues es la dirección o número de cuenta al que se enviarán las criptomonedas y la privada se trata de un identificador de registro único que solo debe tener el propietario de la billetera, ya que ésta es la que le permitirá realizar operaciones con sus criptodivisas.

Ambas claves están compuestas por una serie de caracteres alfanuméricos que son generadas de forma aleatoria y que, por su longitud y complejidad, es casi imposible que sean memorizadas fácilmente. Por ello Bitcoin hizo una mejora muy importante sobre este aspecto clave de la seguridad de las monedas digitales y fue la implementación de la semilla o seed, de la cual hablaremos en profundidad a continuación.

¿Qué es una semilla o seed?

Las claves privadas de una wallet no pueden ser modificadas y es muy difícil recuperarlas, por eso es que Bitcoin ideó una forma más amigable de recordarlas: las semillas o seed. Se trata de una serie de 12 palabras (sin ninguna conexión específica) que si se introducen en el mismo orden pueden funcionar como método de recuperación de la billetera en el caso de que ocurra una falla en el dispositivo en el que esté alojada.

“outer hámster mosquito idea clave rosa King door mountain dog blue dress” es un ejemplo de las palabras que se podrían utilizar en una seed. Estas palabras son generadas de forma automática por el sitio donde se haya creado el wallet, y es muy importante que se guarden, al igual que la private key, en un lugar muy seguro, de modo que en el momento que se necesite recuperar la billetera se pueda utilizar en el mismo orden en que aparecieron al ser generadas.

Tipos de wallets

Podríamos pensar que al hablar de wallets o billeteras solamente existe uno, pero la realidad es que hay una clasificación bastante amplia basada en si están o no conectadas a internet (Hot wallets y Cold Wallets) y a su vez, dentro de esos dos grandes grupos existen otras subdivisiones que detallaremos ahora.

Hot Wallets

Dentro del grupo de las Hot Wallets (billeteras que funcionan con conexión a internet constante) encontramos las Online que son un servicio provisto por una página web que se hace responsable de la clave privada de la misma, las de Ordenador que corresponden a un software provisto por cada criptomoneda y cuya responsabilidad de manejo está únicamente en manos del usuario propietario de la billetera.

También dentro del grupo de las hot wallets encontramos las de smartphones o simplemente smartphones. Se trata de aplicaciones para que el usuario maneje en su teléfono móvil y, al igual que en el software para ordenadores, la responsabilidad de la custodia de la private key recae únicamente en el propietario de la billetera.

Cold Wallets

Este tipo de billetera se cree que es más segura pues no usa conexión a internet constante. Se recomienda para almacenar aquellos fondos que no estarán en movimiento frecuente, o aquellos que no quieren que se corra el riesgo de que pudiesen ser alterados. Dentro de este tipo de wallets se encuentran dos tipos fundamentales.

Wallets físicos que normalmente suelen ser dispositivos USB diseñados específicamente para guardar criptomonedas y disponen de una clave adicional o pin que evita que personas sin autorización accedan a los fondos que allí se almacenan. Los Wallets de Papel también entran dentro del tipo Cold y se trata de hojas o comprobantes que emiten los cajeros y que llevan el código de la cuenta o un código QR para acceder a las criptomonedas.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Qué tipo de wallet consideras más seguro: los cold wallet o los hot wallet?

Si deseas más información sobre compra y venta de criptomonedas puedes registrarte en nuestra web o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de WorldSpectrum vía Pixabay.com bajo licencia creative commons.


    2 replies to "¿Qué es un wallet? Conoce cómo guardar tus criptomonedas"

    • Ramiro Pedraza Prada

      Excelente explicacion… Gracias.

      • Mercury Cash

        Gracias a ti Ramiro. Te invitamos a que te registres en nuestra plataforma para que puedas seguir disfrutando de nuestros contenidos.
        Saludos!

Leave a Reply

Your email address will not be published.