Hasta el momento hemos estado hablando de diferentes tipos de criptomonedas, pero no nos hemos detenido a analizar de qué se trata este nuevo tipo de “dinero digital” y cuál es la diferencia que tiene con el dinero tradicional o “dinero fiat” que es lo que ha hecho que tomen el auge que tienen en la actualidad y qué es lo que genera tanta confianza en este tipo de transacciones digitales. A continuación vamos a profundizar un poco más en estos temas.

¿Qué son las criptomonedas?

Según Wikipedia una criptomoneda es “un medio digital de intercambio que utiliza criptografía fuerte para asegurar las transacciones financieras, controlar la creación de unidades adicionales y verificar la transferencia de activos.” Dicho en otros términos, es una manera digital de hacer las operaciones financieras tradicionales, ya no controladas por los bancos sino por sus propios inversionistas o propietarios.

También podemos hablar de criptomonedas como alternativas de pago digital que han surgido con el fin de dar respuesta a la creciente necesidad de nuevas maneras de hacer transacciones financieras con mayor libertad y mayor seguridad que las operaciones bancarias tradicionales, donde además se pueda operar con total libertad en cuanto al uso de las mismas, sin necesidad de pasar por la autorización de terceros o por intermediarios.

¿Cómo surge una criptomoneda?

La primera criptomoneda conocida es el bitcoin, de allí que muchas veces no se utilice el término criptomoneda sino que se use el término bitcoin, sobre todo entre los menos expertos en la materia. Toda criptomoneda para comenzar a funcionar requiere un financiamiento y éste está basado, originalmente, en dinero fiat que luego se convierte a dinero de las mismas criptomonedas.

En el artículo anterior titulado ¿Qué son la ICO de criptomonedas? Hablamos de éste que es uno de los principales métodos de financiamiento para el surgimiento de nuevas criptomonedas y que consiste en una especie de crowdfounding donde los inversionistas interesados en el proyecto aportan pequeñas cantidades de dinero que van formando el monto definitivo que será el que cubrirá todos los gastos técnicos y de desarrollo que implica el proceso del nacimiento de una nueva criptomoneda.

Diferencias principales de las criptomonedas con el dinero fiat

El dinero fiat es el dinero que estamos acostumbrados a manejar tradicionalmente, funciona con entidades bancarias como intermediarios para cualquier transacción y son éstas mismas entidades pero a nivel del país, quienes se encargan de su emisión y su distribución. Así mismo, el valor de este dinero no está respaldado por ningún activo físico sino más bien se basa en la confianza de la gente en los operadores bancarios y en que ese billete que reciben o esa tarjeta que tienen en sus manos tiene un valor representado por el número que trae impreso. Este dinero tiene muchas diferencias con respecto a las criptomonedas y a continuación las presentamos.

No requieren una autoridad o entidad central

Para controlar su funcionamiento o el flujo de dinero en las transacciones con criptomonedas, no se utilizan entidades o personas que aprueben o rechacen las transacciones, por el contrario, se trata de lo que se conoce como un “consenso distribuido” en el que todas las personas que tienen participación en la blockchain tienen poder de decisión sobre las transacciones que ocurren en ella.

El sistema mismo define si se pueden crear nuevas unidades

A diferencia del dinero fiat que son los estados quienes dan una orden a los bancos centrales para que emitan más billetes, con las criptomonedas no ocurre eso. En el caso de las criptomonedas para añadir un nuevo token o eslabón a la cadena de transacciones y que éste sea válido, es el sistema y sus integrantes quienes aprueban o rechazan esta operación y dan derecho a los involucrados en el proceso a que hagan uso del mismo.

El sistema solo ejecuta transacciones sobre una unidad a la vez

Es decir, si alguien intenta efectuar más de una transacción sobre el mismo bloque de criptomonedas, solo se realizará una de ellas, ya que, a diferencia del dinero fiat, no se pueden realizar más de una transacción a la vez sobre el mismo activo. Es decir, un usuario no podría estar comprando criptodivisas y a la vez pagar con ellas algún otro activo sin que la primera transacción de compra haya sido aprobada.

El dinero fiat se puede imprimir en cantidades infinitas

Según las normas de emisión de monedas de los países, el dinero fiat, también conocido como dinero fiduciario, puede ser impreso según las necesidades propias del país y según la capacidad de pago, mientras que las criptomonedas son finitas, es decir, hay un número limitado que puede ser minado y al llegar a ese límite, ya no se podrán minar más. En el caso del bitcoin el monto máximo que puede ser minado es de 21 millones.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Conocías las diferencias entre el dinero fiat y las criptomonedas?

Si deseas más información sobre compra y venta de criptomonedas puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de SnapLaunch vía Pixabay.com bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.