Básicamente hablar de contabilidad distribuida es hablar de blockchain, son conceptos que van de la mano el uno con el otro pues la contabilidad distribuida se trata de la posibilidad de ejecutar cualquier tipo de transacción online sin necesidad de terceros o intermediarios, brindando a los usuarios la posibilidad de realizar transacciones mucho más rápidas y seguras que con otras tecnologías financieras.

DLT o Blockchain ¿por qué es más segura que la contabilidad tradicional?

Esta tecnología no solo es más segura por el concepto de transacciones en bloques o transacciones en cadena, también lo es por el conjunto de elementos que agrupa que hacen de ella una manera de manejar las finanzas casi invulnerable a los ataques y las falsificaciones, sin contar las posibilidades y facilidades que brinda a sus usuarios. A continuación vamos a conocer algunas de sus principales características.

La minería: la base de las criptomonedas

En el artículo anterior titulado ¿Qué es la minería de bitcoin? Ya explicamos un poco este proceso mediante el cual se logran obtener las criptomonedas nuevas descifrando complejas operaciones matemáticas cuyo resultado único pasa a una evaluación por consenso entre todos los miembros de la blockchain para ser aprobado como válido y así obtener un token del cual recibirá una recompensa el minero que haya logrado dar con el resultado correcto.

Las billeteras digitales: una nueva forma inteligente de guardar el dinero

Si anteriormente estábamos acostumbrados al uso de las cuentas bancarias para poder “almacenar” el dinero que recibimos, podremos comprender fácilmente el concepto de una billetera digital. Se trata de algo similar, solo que el dinero que se almacena es dinero digital, es decir, son criptomonedas y, a diferencia de las cuentas bancarias, no permiten el acceso a cualquiera sino únicamente a aquellos a los que su dueño les comparta su llave pública (algo similar a un número de cuenta).

Los nodos: el elemento fundamental de la contabilidad distribuida

Este es un elemento fundamental pues se trata de los computadores que sostienen la red, son un grupo de computadores que se encargan de llevar un registro o copia del gran libro contable que contiene los registros de todas las transacciones que se realicen. Adicionalmente, los nodos se encargan de velar porque las reglas establecidas dentro de la blockchain sean cumplidas por cada uno de sus miembros, de lo contrario, no se llega a un consenso y las transacciones no serían confirmadas.

Un gran libro de contabilidad digital

De esto precisamente se trata la contabilidad distribuida. Si estamos un poco familiarizados con los conceptos de contabilidad, estaremos claros en que existe un libro diario donde se registran todas las transacciones que se realizan, con cada uno de sus detalles: montos, conceptos, deudores y acreedores. Sin embargo, este libro puede ser alterado en cualquier momento, en la contabilidad distribuida jamás se puede alterar o borrar algún registro, pues se requiere de un consenso y de la aprobación de los miembros de la blockchain para que un nuevo bloque sea añadido es decir, un nuevo registro.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Conocías los elementos fundamentales de la contabilidad distribuida?

Si deseas más información sobre este tema puedes suscribirte a nuestro boletín y recibir gratis el reporte titulado aplicaciones de la tecnología blockchain y su relación con los sistemas descentralizados.

Imagen de cvkcvk vía Pixabay.com bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.