La semilla o Seed consiste en una serie de palabras, por lo general son 12 palabras pudiendo ser más, si lo quisieran, que al introducirse en el orden establecido dentro de una Wallet repone una dirección o una serie de direcciones que estén asociadas a una semilla o Seed. En definitiva, una semilla o Seed es una manera de codificación estándar de las claves de tu Wallet que permiten ser recordadas de una forma más amigable.

La semilla de recuperación consiste en una combinación de palabras puestas en un orden específico que nos brinda la posibilidad de recuperar las claves privadas, en caso que nuestro dispositivo se pierda o se deteriore. De esta manera existe la capacidad de recuperar el acceso a las criptodivisas. Obviamente hay que recordad muy bien el PIN y la combinación de palabras de la semilla de recuperación.

En el artículo anterior titulado ¿Qué son las claves públicas y privadas de una wallet? Se hace mención a la seguridad que existe al momento de realizar transacciones con las criptomonedas, mantenerlas seguras y salvaguardar la identidad y los activos del usuario es vital e importante. De allí que cuando se habla de Seed o semilla, hacemos referencia a las claves públicas y privadas, las cuales consisten en una serie de caracteres en orden alfanumérico que son de difícil memorización.

Vemos entonces que una notable mejora que se realizó con el Bitcoin fue la implementación de la semilla o Seed. Con la semilla es mucho más sencillo de memorizar, ya que se trata de doce palabras de uso cotidiano que son fáciles de recordar y la suma de todas ellas en el orden establecido y correcto, es lo que corresponde a la clave privada.

¿Qué es una Wallet?

Wallet traduce como una especie de cartera o un monedero, y se asemeja a lo que se llama una cuenta corriente en un banco comercial. La diferencia estriba es que con la Wallet podemos tener el control total de las monedas virtuales o criptomoneda que queremos guardar, y además de eso se puede enviar o recibir dinero de manera libre y sin intermediarios. En conclusión, las Wallets son unos programas informáticos básicos que te permiten custodiar los Bitcoin y cualquier criptomoneda, y así mismo, te conectan con la red de Bitcoin a través del internet y así autorizar las transacciones monetarias. Sumado a lo anterior, es importante conocer y distinguir los dos tipos de Wallets con base a la exposición de internet que posee las claves.

Hot Wallet

También conocidas como billeteras en caliente, son las que siempre permanecen en línea, siempre están conectadas a la cadena de bloques o Blockchain mediante el internet y un dispositivo electrónico, lo cual permite el acceso a las mismas desde cualquier lugar de la red, sin estar atadas a un dispositivo específico. Las Hot Wallet pueden ser online o de ordenador, a continuación, explicamos un poco más cada tipo.

Hot wallet Online

Son aquellos Wallets que ofrecen algunas páginas web para que se almacenen las criptomonedas. A través de esta opción delegamos la custodia de la clave perdida a dicha empresa y dependerá de la seguridad y reserva de la misma, que nuestros fondos estén en buena custodia, por eso es muy importante evaluar bien la que elijamos, que cuente con todas las regulaciones posibles para asegurar nuestra inversión.

Ordenador y/o Smartphone

Por lo general, las criptomonedas tienen su propio software que lo ofrecen como su Wallet. A través de esta Wallet, toda la responsabilidad de la guarda y custodia de los fondos de las monedas es exclusiva del usuario. Por otro lado, hay una variedad de aplicaciones de Smartphone que actúan como Wallet, permitiendo realizar pagos en establecimientos que admitan las criptomonedas. Importante guardar muy bien la clave privada.

¿Qué son las Cold Wallets?

O billeteras frías, que no permanecen conectadas al internet y por ende tampoco a la red Blockchain. Estas Cold Wallets su utilidad es para proteger los fondos que no requieren ser movidos durante un cierto tiempo o que no se quieren poner en riesgo. Es una manera de prevenir ataques, borrados fortuitos o equivocados o formateos de ordenador sin backup. A continuación, veremos los tipos de Cold Wallets más conocidos.

Físicas o Hardware

Son unidades USB especiales para guardar o almacenar criptomonedas. Los más conocidos son los desarrollados por Ledger, que brinda la garantía que las monedas están bien seguras, ya que asimismo de la clave privada, permite programar un PIN para asegurar que nadie sin autorización, acceda a las monedas.

Wallets en Papel

Este tipo de cold wallet suele darse en los cajeros automáticos que permiten cambiar dinero fiat por las criptomonedas, generalmente poseen un código QR para poder acceder a las criptomonedas, bien sea a través del Smartphone o del ordenador, pero la custodia de las criptomonedas no pertenece ni al ordenador ni al Smartphone sino al cajero y su respaldo está en el papel o recibo que entrega tras cada transacción.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Conocías el uso de la semilla o seed en una wallet?

Si deseas más información sobre compra y venta de criptomonedas puedes suscribirte a nuestro boletín y recibir gratis el manifiesto titulado el futuro de las naciones pasará de sistemas económicos a software económicos.

Imagen de SarahRichterArt via Pixabay.com bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.