Vemos como la tecnología Blockchain no solo podría agitar los servicios financieros, sino que otros sectores como la seguridad y hasta los registros civiles también se verán afectados positivamente. Es inminente la forma como las transacciones financieras pudieran transformarse con esta tecnología de una manera sustancial, que incluso hasta el dinero en efectivo podría dejar su existencia como medio de intercambio comercial, en quizás una década a lo máximo.

¿Qué es Blockchain?

La cadena de bloques llamada también la tecnología de la confianza. Partimos que los tramites que hoy día son cotidianos y de rutina, como solicitar una cédula de identidad, pedir un crédito, que constituyen un dolor de cabeza, eso sería cosa del pasado, ya que con la tecnología Blockchain se plantea eliminar y sin intermediarios, automatizando todos estos procesos, haciéndolos eficientes, rápidos y confiables.

Esto nos permite dar una definición de lo que sería el Blockchain como una especie de sistema de contabilidad, como un registro colaborativo o como un sistema donde se almacenan todas las transacciones, que es descentralizado como si fuera una base de datos que se comparte con todos los actores que se ven involucrados en el proceso. La diferencia con una base común de datos es que su protocolo informático legitima la equidad, la veracidad de la información y la transparencia, de tal manera que no hace falta intermediarios.

¿Cómo funcionan las transacciones en Blockchain?

El solicitante puede examinar la data que solicita directamente de la fuente o a la institución dueña de los datos. A manera de ejemplo, si un banco desea conocer el historial financiero y fiscal de un cliente, con el permiso del cliente mismo, entras al sistema tributario directamente y obtienes los datos deseados.

Cuando se habla de eliminar los intermediarios, no significa que las instituciones de carácter oficial como los bancos y organizaciones estatales vayan a desaparecer, al contrario, con esta tecnología se fortalecerán al facilitar el acceso a la data que requieran. Blockchain llega un poco más allá, ya que además de compartir la información por internet, también permite intercambiar el valor sin necesidad de la intermediación de una entidad de confianza que de validez a la transacción.

Otro ejemplo, en las compras online ya no se requiere intermediario, ya que el dinero se cobra de manera directa. También se puede aplicar para títulos de propiedad, certificados, archivos y cualquier activo digital. Se entiende por activo digital como un recurso que está disponible en la red, en internet, se poseen y se pueden usar. Se tratan como propiedades, ya que pueden ser negociadas en venta, compra o licenciadas.

Ejemplo del funcionamiento de la tecnología blockchain

En el artículo anterior titulado ¿en que consiste la tecnología Blockchain?,se explica de manera más amplia lo concerniente a esta tecnología. Una cadena de bloques funciona de una manera relativamente sencilla, en la que participan más de dos personas: la persona A y B ya no están solos, forman parte de un gran grupo de usuarios que se encargan de verificar que todo el proceso se produzca tal cual como debe ser. El proceso es como sigue:

A desea enviar dinero a B, La transacción se representa en la red como un bloque, este bloque se transmite a todos los componentes de la red, los componentes de la red aprueban la transacción dándole validez, el bloque desde ya puede añadirse a la cadena, proporcionando un registro indeleble y transparente sobre todas las transacciones, finalmente, el dinero se mueve de A a B.

Es decir que, si A quiere retirar un Bitcoin de su cuenta para dárselo a B, lo primero que debe hacer es avisar a todo el mundo, con una salvedad que nadie sabe quién es A y quién es B, solo se conoce de la existencia de una cartera digital, lo que sería una cuenta bancaria, que desea pasar un dinero de una cuenta a otra cuenta que se conoce.

A notifica de su intención sin necesidad de revelar su identidad, con la finalidad que actualicen los libros de cuentas, de esta forma, los usuarios comprueban primero que esa cuenta dispone del dinero a transferir a la cuenta de B, de ser positivo, todos anotan la transacción que pasa a completarse y ya forma parte del bloque de transacciones, aunque todavía no están registrados en la base de datos de manera definitiva. A medida que transcurre el tiempo y se van realizando más transacciones y pasando a ese bloque, el cual tiene una capacidad limitada, que va a depender de la estructura de la cadena de bloques y del tamaño de la transacción. Al llegar el momento en que el bloque no acepta más transacción, es entonces el momento de validad o sellar, que es lo que los usuarios hacen cuando están haciendo minería.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Te parece bien que las transacciones financieras se realicen sin intermediarios?

Si deseas más información sobre compra y venta de criptomonedas puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de TheDigitalArtist vía Pixabay.com bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.