Ludwig Edler Von Mises, nació en Lemberg, capital de Galitzia en el antiguo imperio austrohúngaro, lo que hoy corresponde a Ucrania, el 29 de septiembre del año 1881. En el año 1900 después de graduarse, inicia sus estudios de derecho y administración pública en la Universidad de Viena. En el año 1903 lee el libro Principios de Economía Política de Carl Menger, este texto sirvió de fundador de la escuela económica austriaca, el libro en cuestión, lo llevó a tener un enfoque más teórico y a profundizar los estudios sobre teoría económica. En 1909 empieza a trabajar en la Cámara de Industria y Comercio de Viena, esta es una organización cuasiestatal, donde permaneció por 25 años, desde allí ejerció una gran influencia en la política austriaca.

Parte de su obra

De su extensa y prolífica obra se extrae parte de ella. Público a lo largo de su vida más de 200 ensayos, tratando diferentes temas, como el de la aplicación del método positivo de la economía, el estatismo y sobre la educación. En 1912 publica La Teoría del Dinero y el Crédito, allí presenta una nueva teoría acerca de la coyuntura económica, en la que las crisis son provocadas por la distribución no adecuada de los recursos debido a la inflación.

Allí demuestra que la cantidad de dinero en la economía no es neutral y que su aumento tiene efectos redistributivos. En esta obra también asigna al dinero un precio determinado, como a cualquier otro bien, por la oferta y la demanda. También expone en esta obra, sus teorías sobre los ciclos económicos, los cuales se producen por la ideología inflacionista que ejercen los bancos centrales, que al igual que los políticos y hombres de negocios, eligen mantener bajos los tipos de interés de una manera artificial, con el consiguiente exceso de inversiones.

En 1922 hace su segundo trabajo de gran importancia titulado Socialismo, en el que predijo la ruina de este sistema como consecuencia de la ausencia de los precios y allí también criticó la intervención estatal por la alteración que produce en los mismos, y en consecuencia en la correcta asignación de los recursos. Luego en 1944, sienta las bases de la moderna economía de la burocracia y llama la atención sobre el crecimiento descontrolado de las instituciones del gobierno.

Su pensamiento

Expresaba que el gobierno está en el deber de cuidar, proteger y defender contra las agresiones desde adentro o del exterior, la vida y propiedad de su gente que se encuentra bajo su jurisdicción, arreglar las posibles disputas que se presenten y dejar al pueblo, en lo demás, libertad para obtener sus propios objetivos y fines de vida.

Hoy día se le pide al gobierno que regule y controle la producción, subir los precios de algunos servicios y bienes y bajar los que haya que bajar, fijar salarios, prestar ayuda a algunos negocios a comenzar a mantener a otros fuera de la posible quiebra, cuidar de los enfermos y de los ancianos y otras cosas de su incumbencia. Lo ideal sería que el gobierno debería ser una especie de suerte de cuidador, no de la gente en sí misma, sino de las condiciones que den a los ciudadanos, productores, empresarios, comerciantes, consumidores, ahorristas y trabajadores para lograr alcanzar sus sueños y objetivos en paz.

Entonces ¿cuál es el futuro?

Si el gobierno hace todo lo anteriormente expuesto, la gente podría proveerse a sí misma en mejores condiciones que lo que el gobierno posiblemente pueda hacer y dar. Cuando el gobierno cumple en proteger los derechos de sus ciudadanos para hacer lo que quieran, mientras no infrinjan la igual libertad de los demás para también hacer lo mismo, ellos harán lo que surge de manera natural, que no es otra cosa que trabajar, cooperar y hacer comercio entre ellos mismos.

En estas condiciones, tendrán entonces el incentivo para acumular capital, ahorrar, experimentar, innovar y aprovechar las oportunidades y producir. Bajo estas premisas, el capitalismo podrá desarrollarse. Este desarrollo, consiste en que cada quien tenga el derecho de servir a su cliente mejor y/o más económico. Este principio, en poco tiempo, ha transformado el mundo entero. Ha dado la posibilidad de un crecimiento, sin precedentes, en la población mundial.

Ludwig Von Mises afirma, que el gran protagonista en la economía, es el emprendedor, pues tendrá éxito siempre que los precios que se generan en el mercado, cubran sus pérdidas, de esta manera se irán arruinando los empresarios menos capaces y competitivos y favoreciendo de esta forma, la innovación y el progreso. Este proceso de mercado, hace que las condiciones de oferta y demanda produzcan cambios en el mercado de forma permanente, por lo que un modelo estático no podría plasmar esta realidad. Este gran economista austriaco fallece a los 92 años en la Ciudad de Nueva York, el 10 de octubre de 1973.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿estás de acuerdo en que este sería el futuro de la economía?

Si deseas más información sobre nuestros productos y servicios puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de geralt vía Pixabay.com bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.