Cuando se trata de público objetivo o mercado objetivo, y estamos en el terreno de las pequeñas y medianas empresas, lo que comúnmente se llama PYMES, estos términos, se refieren al grupo de consumidores ideales y potenciales para un determinado servicio, bien o producto. Probablemente pudiese aparecer escrito en un concepto similar, haciendo referencia a grupo objetivo.

En términos generales, su concepto definitivo, es el segmento concreto de la demanda al que se le dirige un determinado producto o servicio. También pudiéramos definir el público objetivo o target, como el grupo de personas que desean o demandan lo que nuestro negocio o marca está en capacidad de ofrecerles en un determinado momento, y por esa razón, están propensos a ser consumidores de nuestros productos o contratar de nuestros servicios profesionales.

¿Qué otras denominaciones recibe?

En el mundo del mercadeo anglosajón se le llama Target, Target Group y también Target Market, aunque pudiesen existir algunas diferencias o cualidades muy puntuales entre cada uno de ellos. Actualmente conocer esta segmentación del mercado o aprender a identificar, de manera correcta a nuestros potenciales clientes o consumidores, es en esencia fundamental e importante, para de esta manera poder diseñar las estrategias comerciales o de marketing correctas, para cada caso en particular.

¿Es importante conocer nuestro público objetivo?

Obviamente que sí, cualquier marca necesita conocer a quién se le dirige sus productos o cuál es su público final u objetivo, porque de ello significa tener la seguridad del éxito de sus esfuerzos, y que seguramente tocarán sus puertas, dicho de otra manera, si no tienes claro hacia dónde te diriges, o no tienes claro tu target o público objetivo, al final será, como si nunca hubiese hablado con nadie.

De tal manera, que antes de proceder a la difusión de nuestro mensaje en las redes sociales, es bueno tener claro quién es, dónde está y cómo es nuestro cliente ideal. Por consiguiente, esta segmentación de la audiencia, ayudará a diseñar de manera determinante, la estrategia de marketing digital que debe contar con un mensaje atractivo, claro, efectivo y convincente, por la sencilla razón, y es que debemos tener claridad de lo que vamos a decir, a quién y dónde decirlo.

Ventajas de definir el público objetivo

Tener un gran entendimiento de lo que será su público, es una de las grandes ventajas, ya que, sin él, no es conveniente embarcarse en la creación de una estrategia de marketing o de planificar una campaña que realmente pueda ser efectiva y logre la mayor cantidad de conversiones que deseas. Por eso es que lo principal es tomarnos un tiempo para definir bien quien es ese cliente al que queremos dirigir nuestros esfuerzos.

Tener el público definido evita andar a tientas

Es de suma importancia contar con toda la información necesaria sobre la demografía y otros datos, que ayuden en enfocar mucho mejor la estrategia de mercadeo. Es de vital valía conocer acerca de los gustos, retos, necesidades, preferencias u otros detalles del público objetivo, que permita acercarse a él. Tener poca información acerca de su público objetivo, es como caminar a tientas y carece de valor.

Puedes focalizar tus esfuerzos

Entendidos ya cuáles son los beneficios para nuestro cliente acerca de nuestro producto o servicio, es posible conseguir que estos se adapten de manera perfecta a ellos, y por consiguiente, inviertes sólo en aquellas tareas que permiten desarrollar lo que realmente deseas y no en tareas que generen productos que sean muestras o pruebas de ensayos que, al final, no son específicamente lo que querías desarrollar.

Diseñar productos o servicios que sean seguros de vender

Si ya tenemos claro cuáles son las necesidades, gustos y preferencias de nuestros clientes potenciales, entonces será más sencillo definir con claridad la estrategia de mercado que se va a utilizar para el producto o servicio que se va a ofertar, con la seguridad que da, al conocer de antemano quienes son los clientes que queremos que los compren.

Obtener precios Premium

Si logramos conseguir el principal motivador de nuestro cliente, y además, sabemos darles lo que más desean, esto nos permitirá vender a mayores precios que los de la competencia, ya que nos encontraremos en otro mercado, en el mercado sin competencia que es el mercado exacto de las preferencias de nuestro público y qué los hace sentir únicos y especiales, y sienten que nuestro producto fue diseñado exclusivamente para ellos.

Lograr que los clientes vengan a nuestro negocio

Al tener claridad sobre quién es nuestro cliente ideal, y conocer de sus problemas, resulta más fácil saber, qué puntos tocar para lograr atraerlos a nuestro negocio, a nuestro producto o al servicio que estamos ofreciendo. Debemos recordar que el marketing es, en gran parte, el poder manejar las emociones de los clientes en favor de nuestro objetivo que es vender nuestro producto o nuestros servicios.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿ya tienes definido el público objetivo de tu negocio?

Si deseas más información puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios). Imagen de 15299 via pixabay.com bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.