Enfrentar los cambios es una habilidad fundamental para alcanzar el éxito. Ya sea en nuestro entorno laboral, empresarial o familiar, hay cambios que decidimos hacer por nuestra propia conveniencia y otros que nos toca asumirlos, enfrentarlos y aprender a vivir con ellos. A continuación compartiremos 5 consejos para enfrentar los cambios y cumplir nuestras metas y objetivos.

Tener la mente abierta

Es importante que aprendamos a ser flexibles al cambio y sobre todo a las nuevas situaciones de la vida, para esto es fundamental «abrir» nuestra mente como si fuese un «paracaídas» (si un paracaídas no se abre simplemente no funcionará), si bien al inicio todo cambio puede ser parecer negativo o incómodo, si tenemos la mente abierta podremos «detectar» las nuevas oportunidades que se presenten con este nuevo cambio, por ejemplo una persona que es despedida de su empleo puede ver la situación como una nueva oportunidad para buscar un empleo mejor o emprender un negocio propio.

No quedarnos en nuestra zona de confort

Siempre resulta fácil estar cómodos cuando estamos dentro de nuestra “zona de confort”, ya que es un entorno que conocemos, en el cual nos sentimos seguros y en donde los riesgos son menores, sin embargo, por lo general las mayores oportunidades se encuentran más allá de nuestra zona de confort, por ejemplo existen personas que en su ciudad de origen no tienen muchas oportunidades laborales o de negocio y deben mudarse a otras ciudades «más grandes» para tener más oportunidades, sin embargo realizar este cambio puede tener como consecuencia alejarse de familiares y amigos cercanos, tener que mudarse o simplemente empezar «desde cero» en muchos aspectos, sin embargo este nuevo destino nos puede permitir acceder a nuevas oportunidades (tanto personales, laborales como de negocios) que mejorarán nuestra calidad de vida de manera significativa.

Ser parte del cambio

Significa que hay que «aceptar» el cambio y ser parte del mismo, si queremos que las cosas cambien «para bien» no debemos hacer «siempre lo mismo», ya que simplemente no obtendremos un resultado diferente al que venimos teniendo en nuestro presente. En lo que respecta al cambio, es importante que siempre seamos «proactivos» (ejecutemos el cambio o propongamos el mismo) y no seamos «reactivos» (esperemos y reaccionemos al cambio).

Utilizar el pensamiento temporal acelerado

Significa que hay que visualizarnos a nosotros mismos (en un lapso de unos años) logrando todo lo que deseamos, luego debemos identificar qué es lo que realmente estamos haciendo en el presente para construir y llegar a ese futuro. Así veremos que el cambio no es tan complicado y que podremos superarlo con éxito, todo esto nos permitirá quitarle importancia a las situaciones negativas y preocupaciones del presente y entender que el cambio es una herramienta importante para lograr nuestras metas y objetivos.

Estar informado sobre las nuevas tendencias

Es importante autocapacitarnos constantemente y estar actualizados sobre lo que pasa en nuestro entorno profesional y global, ya que esto nos permitirá tener una mayor perspectiva de las cosas y detectar ciertas «tendencias» las cuales serán fundamentales al momento de tomar decisiones a futuro o enfrentar nuevos cambios/retos en nuestro negocio, empresa, organización o vida personal.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Cómo enfrentas los cambios en tu vida?

Si deseas más información puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de sasint via Pixabay.com bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.