La banca tradicional es la institución financiera que se dedica a la administración del dinero que sus clientes depositan en custodia y, por otro lado, el banco utiliza ese dinero para otorgarlo en calidad de préstamo a personas o empresas, cobrándoles unos intereses. Esto es en esencia, la actividad comercial a la que se ha dedicado desde siempre la banca tradicional. Dado que el internet ha pasado a formar parte esencial de la vida de cualquier persona, esta banca tradicional ha ido quedando desplazada, dando lugar a las empresas Fintech que han revolucionado el modo de ver la economía al introducir el uso de las criptomonedas en sus transacciones. A continuación, algunas de las desventajas que representa la banca tradicional frente a las criptomonedas.

Lentitud

Sigue siendo una gran desventaja de la banca tradicional, la lentitud con que operan muchos funcionarios al momento de brindar atención al cliente ya que siempre requiere recursos humanos para procesar las transacciones. Sobre todo, cuando se trata de los fines de mes, cuando se realizan la mayor parte de los movimientos financieros por las nóminas de pago de las empresas. Otro factor es el tiempo que pueden tomar las transacciones entre bancos, cuando se trata de distintas entidades pueden tomar incluso un día hábil.

En cambio, las transacciones con criptomonedas suelen ser mucho más rápidas, tal como lo mencionamos en el artículo anterior titulado 7 mitos sobre las criptomonedas ya mencionábamos como un mito el hecho de que las transacciones son instantáneas, sin embargo, si es destacable el hecho de que son muchísimo más rápidas que las que se hacen en la banca tradicional, sobre todo para envíos de dinero, por ejemplo podríamos poner al bitcoin cuyas transacciones demoran aproximadamente 10 minutos o Ethereum que tiene una mayor velocidad, de tan solo 12 segundos para que sean verificadas sus transacciones.

Comisiones por cuentas

Mantener una cuenta corriente genera el pago de unas comisiones por su mantenimiento y también por las transacciones que se realizan como retiros o transferencias. Estos montos pueden variar dependiendo de si son transacciones en el mismo banco (dónde son mínimas o nulas) o transacciones a otros bancos que suelen ser altas, y si se habla de transacciones internacionales las comisiones suelen ser muy costosas.

Por su parte las criptomonedas se almacenan en wallets, como lo vimos en el artículo anterior titulado ¿qué son las wallets? conoce como guardar tus criptomonedas, la ventaja de esto es que no cobran comisiones por su mantenimiento y las transacciones entre wallets tienen costos bastante bajos. Otra ventaja muy grande es que para transacciones internacionales no se aplican cobros adicionales.

Banca por internet irregular o deficiente

Si bien es cierto que ahora la mayoría de los bancos cuentan con un servicio de banca en línea que permite hacer transacciones por internet, lo cual representa una gran ventaja para los usuarios, también es cierto que esta banca en línea está atada a sus productos como tarjetas de débito o crédito para poder operarlas y tampoco son del todo transparentes en cuanto a las transferencias y el manejo del dinero.

Por su parte las criptomonedas son todo lo contrario en cuanto a la transparencia de sus operaciones pues, tal como lo mencionamos en el artículo anterior titulado cadena de bloques o blockchain: conoce sus principales características, las transacciones son públicas y la información sobre ellas está disponible para todo el que quiera acceder a ella, siempre que haga parte de la blockchain.

Otro punto sobre este tema es el hecho de que las operaciones realizadas con las criptomonedas están enmarcadas dentro de la tecnología blockchain, por ende son transacciones descentralizadas donde no hay una entidad única que tenga poder de decisión sobre todos y también existe un único estándar a nivel global, a diferencia de la banca tradicional cuyos estándares pueden variar dependiendo de la entidad financiera o del país.

Poco estímulo al ahorro

Debido a los bajos intereses que la banca privada suele pagar a los ahorristas, ya que el sistema bancario tradicional promueve más los créditos que los ahorros porque, gracias a los intereses que cobran, obtienen mucha más ganancia que solamente guardando el dinero de los usuarios en sus arcas.

Por su parte en el caso de las criptomonedas, no se promueve el manejo de los créditos porque podrían ser un poco más volátiles, sin embargo, el hecho de que no puedan ser creadas constantemente (recordemos que antes habíamos hablado del hecho de que solo se pueden emitir 21 millones de bitcoins) estimula más a los usuarios a la conservación de sus activos.

La obligación de acudir a las oficinas

Cuando se trata de realizar una transferencia o cualquier otro tipo de movimiento financiero, deberá acudir a las oficinas que no siempre estarán cerca de su casa u oficina, en un horario establecido. Esto es un gran límite porque los horarios de las entidades financieras, generalmente coinciden con los horarios de las empresas, así que para poder acudir a una transacción en el banco habría que pedir permiso en el trabajo.

Por su parte en el caso de las criptomonedas las transacciones son completamente online, así que no afectará para nada el hecho de que las operaciones financieras tengan que realizarse en algún horario o lugar específico, pues se pueden hacer desde el sitio donde el usuario se encuentre siempre que tenga conexión a internet.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Conocías estas desventajas de la banca tradicional?

Si deseas más información sobre compra y venta de criptomonedas puedes suscribirte a nuestro boletín y recibir gratis el manifiesto titulado el futuro de las naciones pasará de los sistemas económicos a los softwares económicos.

Imagen de Bru-no vía Pixabay.com bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.