Una ICO (Initial Coin Offering por sus siglas en inglés u Oferta Inicial de Monedas) es una oferta inicial que se realiza para financiar los proyectos de criptomonedas. Consiste en un tipo de financiamiento que por lo general se efectúa a través de un crowdfunding o financiamiento colectivo. En la actualidad las ICOs privadas se están haciendo cada vez más comunes por lo cual es frecuente escuchar este término en el entorno de las criptomonedas.

En una ICO, las monedas digitales son vendidas a través de Tokens a los inversionistas a cambio del dinero tradicional o también por otras Criptomonedas, como el Ethereum o el mismo Bitcoin. Estos Tokens a su vez, son vendidos como futuras unidades de la moneda cuando la ICO llegue a su objetivo, y finalmente el proyecto sea lanzado. A continuación, vamos a conocer algunas de sus características más destacadas.

Poca regulación

Una gran diferencia entre ICO y una IPO (Initial Public Offering por sus siglas en inglés u Oferta Pública Inicial), es la poca regulación de ésta en el mundo, por lo que la protección al inversionista es casi nula o inexistente. Por su parte, la regulación de las IPO, obliga al promotor de la IPO, a revelar de forma inicial y luego de manera periódica, un conjunto de información importante del negocio, sobre sus operaciones comerciales, su situación financiera, factores de riesgo y de gestión y además, los resultados operativos.

Facilidad

Es una herramienta simple de usar para los inversionistas, para que puedan pactar de manera directa con la plataforma sin la necesidad de brokers o los corredores de bolsa como agentes intermediarios, en cualquier momento, durante la implementación de la ICO hasta que sea lanzada la criptomoneda que se pretende financiar y es entonces cuando podrán ver los beneficios de haber invertido en esa oferta inicial.

Globalidad

Al ser internet el medio de acceso para las ventas masivas, cualquier persona y desde cualquier parte del mundo, puede invertir sin más limitaciones que las que puede establecer la propia ICO. En el artículo anterior titulado ¿Qué son las ICO de Criptomonedas? Hablamos más profundamente sobre el tema de la globalidad de las ICO y la facilidad para participar en ellas sin importar el lugar del mundo en el que se encuentre el inversionista.

Brindan soluciones

Un proyecto ICO que no tenga como objetivo buscar una solución a algún problema en la vida real, simplemente no será útil, no dará buenos resultados y tampoco tendrá éxito, debido a esto se recomienda investigar cuál es el objetivo «real» del proyecto y si el mismo está correctamente sustentado (posee un equipo de profesionales que lo respalden, desarrolla una tecnología específica y se enfoca en buscar soluciones para problemas reales).

Esto no significa que una ICO esté diseñada para financiar cualquier startup, sino que está destinada a apoyar proyectos que innoven y que beneficien a la sociedad, un ejemplo son las criptomonedas, concretamente el caso de Ethereum que logró recaudar aproximadamente 18 millones de dólares para el inicio de sus operaciones.

Inversión ilimitada

Los inversionistas no tienen límites al momento de realizar las compras de los Tokens ofertados, sólo son limitadas por las condiciones que los propietarios de la ICO impongan. Existen casos en que los grandes inversionistas, por ejemplo, pueden comprar en una pre – ICO, lo cual les asegura mejores descuentos y promociones para la oferta inicial real (que es donde realmente dará inicio el proceso de inversión para el lanzamiento de la criptomoneda).

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Ya conocías estas características de las ICO?

Si deseas más información sobre compra y venta de criptomonedas puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de Coin Grammar via Flickr.com bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.