Nuestro día a día debe conformarse de hábitos, los cuales deben estar configurados de manera tal que nos permitan alcanzar el éxito. Esto es precisamente lo que hemos mencionado en artículos anteriores donde hemos hablado sobre las cosas que los emprendedores exitosos hacen al levantarse, al terminar el día y también sobre las cosas que las personas exitosas no hacen. En esta oportunidad hablaremos sobre algunos hábitos diarios «accesibles» que podemos realizar para ser más productivos.

Lo primero es el tiempo para uno mismo

Se trata de dedicar un espacio de tiempo en el día para nosotros mismos (pueden ser por ejemplo unos 30 minutos), para realizar esas actividades que realmente nos gustan y nos generan placer (por ejemplo, leer, meditar, dibujar, pintar, escuchar música, jugar videojuegos, hacer artesanías, pensar, etc.) sin embargo este tiempo es para pasarlo «solos»(no es tiempo con otras personas ya que eso sería tiempo compartido). Este hábito, según menciona Isra García, nos dará satisfacción personal, nos permitirá estar mejor con nosotros mismos, con nuestro trabajo y con las personas que nos rodean.

Hacer deporte

El deporte es una actividad que se recomienda realizar a diario (no necesariamente entrenar como si fuéramos a una competencia), por ejemplo, podemos dedicar de 15 a 30 minutos a realizar una caminata, correr en un parque, ir al gimnasio, practicar un deporte colectivo, montar bicicleta, pilates, etc. estas actividades nos permitirán mantener nuestro cuerpo y mente saludables además de mejorar nuestra concentración y niveles de energía.

Libros y/o audiolibros

Cuando organicemos nuestras actividades diarias, también debemos destinar un tiempo para leer un libro, existe un estudio (de Kristina Blaine and Brandon Pye de la Universidad de Emory) que menciona que leer puede mejorar nuestras funciones cerebrales y cognitivas. Esta actividad puede realizarse en diferentes momentos de nuestro día, por ejemplo, puede ser en el transporte público rumbo al trabajo (si es que lo utilizamos), en la mañana luego del desayuno, mientras estamos en el baño, en una sala de espera, antes de ir a dormir, etc. También existe la posibilidad de escuchar un «audiolibro» el cual es un formato que ofrece unas ventajas adicionales como por ejemplo el poder escucharlo mientras realizamos otras actividades (ejercicios, limpieza del hogar, conducir, pasear a nuestra mascota, etc.)

Desconectarse

Se trata de un momento para concentrarse en los pensamientos, aislados de la conexión digital, del mundo, sin hacer nada, únicamente pensando, meditando, reflexionando, un espacio a solas con los pensamientos ayudará a encontrar soluciones a los problemas.

Separar un tiempo para las tareas del hogar

Aunque parezca extraño, nuestros padres siempre han tenido razón cuando nos enseñaron cosas como hacer la cama, lavar la ropa, lavar el plato en el que comemos, barrer el piso, tener cada cosa en su lugar. Crear este hábito en algún momento del día nos creará un compromiso con nosotros mismos y con nuestro bienestar porque para poder ser productivos hay que ocuparnos por mejorar nuestro ambiente.

Escribir nuestras actividades diarias

Es importante que, para organizar mejor nuestras actividades diarias, podamos tomarnos un tiempo para escribirlas. En la medida en que tengamos todo por escrito será más fácil adquirir un compromiso con nosotros mismos y también evitaremos las distracciones, pues simplemente nos dedicaremos a cumplir con esa lista de actividades que nos hemos propuesto.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Cuáles son tus hábitos diarios?

Si deseas más información puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de tirachardz vía Freepik.es bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.