Una de las cosas más importantes para poder aumentar nuestra productividad (si queremos obtener mejores resultados en las cosas que hacemos diariamente) es clasificar, sistematizar y depurar nuestras actividades en base a las experiencias vividas y los resultados obtenidos, siguiendo nuestro propio sistema de trabajo (el cual nos ayudará a mejorar nuestro estilo de vida). A continuación, mencionaremos algunos aspectos importantes que menciona Isra García en su libro “Ultraproductividad” que explican el por qué es importante crear sistemas para las actividades que realizamos a diario y cómo pueden ayudarnos a mejorar nuestra productividad.

Nos permite trabajar dentro de una estructura

Todo en la vida es un sistema, entendamos un sistema como un conjunto de pasos o secuencia que nos permite llegar siempre a un resultado deseado. Siempre que hacemos las cosas “dentro” de ese sistema obtendremos los mismos resultados (o al menos muy parecidos) y esto nos permitirá también crear una disciplina de trabajo, optimizar el tiempo y mejorar nuestro rendimiento.

Nos ayuda a eliminar dolores de cabeza

No es que se trate de una especie de medicina, sino que, al tener todo organizado y estructurado, no tenemos que estar pensando qué hacer ahora o cómo hacerlo. De la mano con el tema de los sistemas de los que hablábamos en el punto anterior, una estructura bien definida nos da la posibilidad de utilizar el tiempo que emplearíamos tratando de pensar en “qué hacer ahora” para utilizarlo en cosas como aprender algo nuevo, diseñar un proyecto o simplemente descansar y dedicarnos tiempo a nosotros mismos.

Las personas que establecen sus propios sistemas crean cambios

Si echamos un vistazo a la historia, nos daremos cuenta que esta hace referencia a las personas que se salieron de los sistemas de su tiempo (los cuales fueron impuestos por la sociedad de esa época) y se atrevieron a crear los suyos propios (de esa manera generaron grandes cambios en el mundo). Si nos atrevemos a organizar nuestra vida y actividades en base a nuestros propios sueños y metas, no solo seremos más productivos para nosotros mismos, sino que también podremos influir de manera positiva en la vida de otros inspirándolos a ser mejores.

Nos permite establecer márgenes

Muchas veces cuando no tenemos nuestras actividades bien planificadas, cualquier cosa que ocurra en el día podría ser una distracción que nos impida terminar las tareas que tenemos propuestas y, al finalizar el día, veremos que quizás teníamos en mente hacer cuatro o cinco cosas pero al final terminamos haciendo solo una o dos, ya que nos distrajimos con «elementos externos» que no correspondían al trabajo y que no eran importantes, pero que nos robaron mucho tiempo.

Si no está escrito, no existe

Algunas personas tienen esta frase como lema de vida y ya en el artículo anterior sobre hábitos accesibles para mejorar la productividad, hablábamos de lo importante que es hacer una lista de las tareas que tenemos pendientes en el día para poder cumplirlas. Si queremos ir un paso más allá podemos no solo escribir las tareas sino también asignarles tiempos y horarios, y luego hacer lo posible por cumplirlas, esto nos ayudará a hacer más cosas en menos tiempo y tener también más tiempo libre para descansar, hacer deporte o compartir con la familia.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Tienes un sistema para las actividades que realizas todos los días?

Si deseas más información puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de onlyyouqj vía Freepik.es bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.