Ethereum ha anunciado lo que será su bifurcación para el año 2020, denominada Muir Glacier, la cual fue activada el 2 de Enero. Esta actualización se da al completarse el bloque 9.200.000 tal y como se había previsto (se puede verificar a través de Ethernodes que Muir Glacier esta activa). Cuando una Blockchain como Ethereum, decide hacer un cambio crítico en su código, hace que la cadena se divida en dos, a esto se le llama Hard Fork o «bifurcación dura» en español.

Esta actualización incluye una sola modificación, la que se propuso, la EIP 2384 o el retraso de la bomba de dificultad en la minería de Ethereum de unos 4 millones de bloques. Esta dificultad consiste en un mecanismo integrado en el algoritmo de la minería de Ethereum, en la prueba de trabajo (PoW en inglés). A través de este mecanismo, la dificultad para hacer minería en los bloques de Ethereum aumenta a 100.000 cada bloque. Y es que desde el pasado 29 de diciembre del 2019, ya se anunciaba que Ethernodes tenía un 64% de sus nodos listos para sincronizar sus clientes con la nueva actualización, anunciada el mismo 23 de diciembre de ese año.

¿Qué es la era del hielo de Ethereum?

La «era de hielo» (también conocida como «bomba de dificultad»), no es otra cosa que la creciente dificultad del algoritmo de minería que se utiliza para recompensar a los mineros con Ether (ETH) en su blockchain. Este elemento de codificación ralentiza de una manera artificial, por así decirlo, la producción de bloques en la Blockchain de Ethereum, y por tal razón, va a funcionar como elemento de disuasión para aquellos mineros que deseen continuar con la prueba de trabajo (POW), luego que Ethereum haya realizado la transición a prueba de participación o stake (POS).

No obstante, según un experto, la ejecución de la «era del hielo» de Ethereum era innecesaria, compleja y confusa para comunicarse con la comunidad. Agrega, que cualquier actualización al diseño, debe ser capaz de modelar el efecto en la red de una manera llana y fácil de predecir cuando ocurre. El experto también señala, que la próxima bifurcación dura de Ethereum, hará que el mecanismo retroceda hasta donde sea razonable, a fin de darle a los desarrolladores, tiempo suficiente para decidir si actualizan o no la «era del hielo», a fin de que su comportamiento se pueda predecir o proceder a eliminarlo por completo.

¿Cuándo comienza a regir la bomba de dificultad?

Se prevé que la bomba de dificultad comience a regir a mediados del año 2020, aunque el aviso se activó hace varios meses atrás. El atraso en dos años aproximadamente, dará a los desarrolladores el tiempo necesario a fin de arreglar la bomba de dificultad o eliminarla por completo, tal como lo anunciamos anteriormente. En fin, la idea de los desarrolladores de Glacier Muir, es actualizar la red en una semana, por cuanto los tiempos de producción de los bloques de Ethereum han aumentado de 13 a 17 segundos cada semana, y seguirán aumentando de manera exponencial cada dos semanas si no se produce la bifurcación. Esto traería como consecuencia, que los ingresos de la minería de Ethereum disminuyan y por consiguiente, las tarifas de las transacciones aumenten. En su lugar, la bifurcación de emergencia, dará dos años de relativa estabilidad en la red Ethereum.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Conocías esta nueva bifurcación de Ethereum?

Si deseas más información sobre compra y venta de criptomonedas puedes suscribirte a nuestro boletín y recibir gratis el manifiesto titulado el futuro de las naciones pasará de los sistemas económicos a software económicos.

Imagen de tiendentu vietnam vía Flickr.com bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.