En la actualidad existen diferentes tipos de criptomonedas en el mercado, a raíz de esto, una de las preguntas más frecuentes que se realizan las personas es ¿Por qué existen tantas criptomonedas en el mercado? La respuesta a esta pregunta concreta es… porque simplemente existe el «libre mercado» y cada persona o empresa está en libertad de crear sus propios proyectos en este sentido, sin embargo, el dilema respecto a este tema son las «consecuencias» que se generan una vez que se lanza un proyecto de este tipo.

Cuando nació Bitcoin, en el año 2009, la idea era cambiar el sector financiero de manera anónima, rápida, segura y sin los intermediarios financieros habituales. Con el pasar de los años, las cosas han ido cambiando y otras nuevas criptomonedas fueron apareciendo utilizando otros tipos de Blockchain.

¿Cuántas criptomonedas existen?

En la actualidad existe un estimado de más de 2961 criptodivisas en el mercado, sin embargo, esta cantidad promete incrementarse diariamente, sobre todo por los proyectos que las implementan para ser usadas de múltiples formas. Si somos nuevos en el mundo de las criptomonedas, probablemente solo hayamos oído hablar de Ethereum, Bitcoin, o Dash pues son hasta ahora las más conocidas, usadas y accesibles a través de diferentes plataformas.

A pesar de la gran cantidad de criptomonedas que hay en la actualidad, la de mayor impacto sigue siendo Bitcoin, por ser la primera en aparecer en el mercado (además de contar con la cotización más alta). Cada criptomoneda ofrece sus propias ventajas y desventajas, sin embargo depende de cada usuario, negocio o empresa adoptar la que se adecue mejor a sus necesidades (y sobre todo que le genere más confianza).

¿Es bueno que existan tantas critomonedas?

El hecho que existan tantas criptomonedas en el mercado tiene algunos puntos a favor y otros en contra, el lado positivo es que ahora existen más alternativas para los usuarios, lo cual fomenta la «sana competencia» haciendo que existan critomonedas de mayor calidad (que busquen destacarse o diferenciarse de la competencia), desarrollen nuevas tecnologías y aporten un mayor valor al usuario final. El lado negativo consiste en que algunas nuevas criptomonedas utilizan la buena reputación de las criptomonedas más reconocidas (ejemplo Bitcoin, Ethereum o Dash) para promover proyectos de baja o nula calidad.

¿Cómo saber si una criptomoneda es «buena» o confiable?

Si bien existen varios parámetros para escoger una buena criptomoneda, lo más importante es evaluar estos factores: tiempo y aceptación en el mercado, nivel de credibilidad del mercado, personas que se encuentran detrás del proyecto, sistema de control (centralizado o descentralizado) y conocer la tecnología blockchain que respadala a esa criptomoneda específica.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Sabías que existían tantas criptomonedas?

Si deseas más información sobre compra y venta de criptomonedas puedes suscribirte a nuestro boletín y recibir gratis el reporte titulado aplicaciones de la tecnología blockchain y su relación con los sistemas descentralizados.

Imagen de Clifford Photography vía Unsplash.com bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.