Iniciar y desarrollar un negocio requiere dedicación, trabajo y esfuerzo, sin embargo, el descanso es una parte importante en este proceso. Tal como vimos en nuestro artículo anterior, un buen descanso ayuda a que seamos más productivos en nuestro negocio o empresa, además de que nos permite «despejar la mente» y regresar con energías renovadas.

¿Es posible tomar vacaciones en un negocio propio?

Para tomar vacaciones en un «negocio propio» debemos tener una buena planificación y desde luego, coordinar con las personas que asumirán las riendas de nuestro negocio mientras dure nuestra ausencia (las cuales deben contar con cierta «capacidad de respuesta» en la solución de posibles contingencias que se pudieran presentar). Si bien es común entre los emprendedores pensar que no necesitan vacaciones, se recomienda que el empresario tome por lo menos unas cuatro semanas de vacaciones al año, sin embargo, es posible que no podamos «desconectarnos totalmente» de la empresa por un tiempo tan prolongado, por lo cual se recomienda que este tiempo se divida en periodos más cortos (por ejemplo una semana de vacaciones cada 3 meses o dos semanas de vacaciones cada 6 meses).
Durante estas «mini vacaciones» lo recomendable es continuar realizando ciertas «tareas claves» sin interumpir nuestros periodos de descanso, a continuación compartimos algunos consejos sobre cómo podemos hacerlo:

Aprovechar los tiempos libres

Si viajamos en compañía de la familia, podemos levantarnos temprano mientras los demás duermen, esto nos permitirá revisar correos, hacer llamadas y supervisar algunas cosas. Otro consejo es aprovechar las horas de la noche (generalmente cuando el resto de la familia se va a dormir) para avanzar otras tareas. De esta manera, así nuestra agenda de vacaciones esté llena, siempre podremos aprovechar el tiempo en esos pocos momentos de inactividad.

Conexiones de wifi e Internet

Debemos considerar que no siempre tendremos cobertura de Internet a donde vayamos, es por esto que se recomienda averiguar (o descargar una aplicación) que nos permita conocer dónde hay redes WiFi, de tal manera que podamos saber dónde hay conexión y poder planear nuestro viaje (hospedaje, itinerario de viaje, etc.) sin que esto signifique «interrumpir» nuestras actividades programadas que requieran de conexión a Internet.

Contar con las herramientas adecuadas

Además de nuestro dispositivo móvil, podemos llevar una laptop (de preferencia una netbook o mini laptop) para realizar otras actividades más complejas en nuestros tiempos libres como por ejemplo: editar documentos en línea, utilizar programas avanzados, etc.

Actividades offline

Existirán casos en los que no tendremos conexión a Internet (y que tendremos tiempo libre), en estos casos debemos planificar actividades que no requieran estar conectados a la red, por ejemplo podemos avanzar documentos de manera offline, pensar en nuevos proyectos, redactar textos largos, editar videos, etc.

Evitar los tiempos de viaje prolongados

Esto quiere decir que si tenemos una semana de vacaciones no debemos planificar recorridos muy largos en los que pasaremos la mayor parte del tiempo viajando, ya que que esto nos restará días de descanso, por ejemplo si tenemos 7 días libres y el viaje es muy largo, en realidad tendremos solo 5 días libres (ya que tendremos un «día menos» al llegar y otro «día menos» al volver de nuestro viaje).

Autonomía de carga

Se recomienda tener accesorios que nos permitan contar con cierta autonomía (en lo que respecta a carga de energía), por ejemplo podemos llevar baterias extras para nuestros dispositivos móviles y laptops, además de contar con cargadores externos, extensiones y cables conectores adecuados.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Crees que es posible tomar vacaciones tenienedo un negocio propio?

Si deseas más información puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios)

Imagen de senivpetro vía Freepik.es bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.