El oro es un activo de respaldo mientras que el Bitcoin.

La cantidad de oro disponible y la de Bitcoins son valores finitos.

De buenas a primeras pareciera que el oro lleva una ventaja importante por sobre el BTC como activo de valor, por lo que trataremos de desgajar esta mandarina poco a poco.

En primer lugar, es importante definir el origen del atractivo comercial del oro. Este metal precioso que todos conocemos, obtuvo su valor esencialmente gracias a su belleza, por el brillo y apariencia, producto de su maleabilidad para la fabricación de joyas. Al igual que el petróleo y otras piedras preciosas, son commodities, productos básicos o materias primas, que no tienen ningún elemento diferenciador en el mercado. No obstante, el petróleo sabemos que se usa para producir energía, mientras que el oro…. para producir lingotes de alta pureza -mayormente- y joyas de diferente valía. Es decir, su valor proviene de la acumulación histórica, lo que con el tiempo lo convirtió en un activo de resguardo.

Oro de ley

El valor del oro lo determina su pureza, por ello, es necesario tener certificaciones y certificadores que deben garantizar constantemente, en cada proceso de intercambio o transacción de compra o venta, la legitimidad del metal.

Los países, gobiernos y reinos son los mayores tenedores de estos minerales en físico, como parte de sus riquezas y valores de soporte o fundamento de sus monedas – en algunos casos-. Fort Knox, Kentucky EEUU, por ejemplo, guarda alrededor de 4.500 toneladas de oro de varios países del mundo, aunque en 1971 el presidente de los EEUU, Richard Nixon eliminó el patrón, dando paso al dólar fiduciario, y a partir de ese momento el dólar no es canjeable por dicho metal precioso.

Se concluye entonces que, si el oro no tiene un uso productivo sino meramente “estético” y sólo como valor de resguardo, además ya no es el soporte del dinero de los países, es decir, el papel moneda no es un bono de deuda canjeable por oro en los bancos en cualquier momento, el oro y el dinero tienen un valor muy subjetivo, basado esencialmente en la confianza y solidez de las economías de un país y su productividad actual y potencial.

Valor de cambio

Podríamos decir en tono jocoso, que de quedarnos en una isla desierta valdría más tener petróleo que oro o que alguna moneda, ya que por lo menos podrías producir luz. Esta sencilla analogía introduce el concepto de valor de uso y valor de cambio. En consecuencia, el asunto más importante acá para destacar, es el valor de cambio que tiene el oro y su uso tradicional como activo de resguardo.

Por su parte, el dinero físico va cada vez en mayor desuso, por las implicaciones de acarreo y almacenamiento. Estas necesidades intrínsecas también las posee el oro, además de su certificación, requiere de mecanismos de transporte y almacenamiento seguro, lo que aumentan su costo de tenencia o intercambio.

Finalmente, el dinero en sí que conocemos y creemos administrar, es papel de deuda, ya que se recicla varias veces cuando un banco pone a circular en forma de préstamos o créditos nuestro dinero almacenado inicialmente, por tanto, el dinero que circula es superior al dinero que existe físicamente o contablemente en libros.

Las ventajas del Bitcoin sobre el oro

El Bitcoin es una moneda digital y un activo en sí, y sus fundamentos son similares al oro: es un bien escaso y finito, diseñado con filosofía deflacionaria, ya que con el tiempo se limitará cada vez más su extracción, evitando así los excesos de liquidez que generan inflación y devaluación.

Su valor radica en la confianza que se le otorga como activo, y al sistema Blockchain como mecanismo revolucionario para las finanzas, proporcionándole un carácter seguro y descentralizado, no sujeto a limitaciones ni restricciones políticas o de gobiernos o del sistema bancario tradicional mundial, que controla todas las transacciones a nivel mundial. Este espíritu deflacionario y descentralizado es mantenido por todos los modos de uso de sus de usuarios globales y no está sujeto a ninguna regulación de la banca.

Adicionalmente, al estar alejado del monopolio de la banca internacional, se libra de las costosas comisiones que determinan estos en sus mercados. Por otra parte, permite hacer transacciones directamente entre pares (P2P -peer to peer) sin un certificador privado que tenga que avalar el procedimiento y los acuerdos establecidos.

Finalmente, podemos decir que el Bitcoin cada vez gana más usuarios y adeptos que se dan cuenta de las cualidades y conveniencia de su uso, aun cuando muchos países traten de regular en contra de estos mecanismos por su condición rebelde y revolucionaria ante la banca y los gobiernos mundiales; la confianza que va a aumentando promueve mayores inversión en tecnologías y usos, con la incorporación de corporaciones importantes como Amazon, IBM o Burger King y otros,  e incluso bancos como JP Morgan están decididos y activos a participar cada vez en este mercado.

El futuro del Bitcoin es enorme, el aumento de la confianza y usabilidad será determinante para que cada vez más gente y negocios se incorporen a esta tecnología creada para promover un intercambio comercial más justo, rentable e inclusivo; el tiempo reducirá su volatilidad para el corto plazo y se consolidará como una moneda revalorable y un activo de resguardo.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Consideras que el valor del bitcoin es comparable con el valor del oro?

Si deseas más información puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de David Mcbee vía pexels.com bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.