En lo que refiere a las criptomonedas y su comercialización, los Tokens cada vez son más utilizados como inversión y forma de intercambio. Para poder incursionar en este mundo del dinero digital, hay que estar al tanto de la manera cómo funcionan los Tokens y conocer cuáles son sus variaciones. Antes de saber lo que es un Token, es conveniente tener conocimiento sobre qué es una criptomoneda: una criptomoneda es una especie de «activo digital» que es utilizado como medio de intercambio comercial, bajo un proceso de cifrado que le otorga transparencia y seguridad en todos sus procedimientos.

¿Qué es un Token?

Un Token también es un activo digital y es desarrollado sobre la tecnología Blockchain de una criptomoneda que ya existe. El Token nace a partir de una oferta inicial de una moneda, lo que se conoce como ICO (Initial Coin Offering en inglés o ahora IEO), como una forma nueva de financiamiento, a través de la cual una Startup puede adquirir el capital necesario para desarrollar algún proyecto.

Tipos de Tokens

Por lo general, los Token son creados por la plataforma Blockchain de un tercero, como Ethereum y Tron, que son algunas plataformas que permiten esta modalidad a partir de la creación de los llamados «contratos inteligentes» de forma rápida y sencilla. Los primeros Tokens que se conocen en la Blockchain fueron los Bitcoins, que se crearon bajo el concepto de Colored Coins, sin embargo, su apogeo se dio a partir del momento que Ethereum creó el estándar ERC-20, figurando el primer paso para el nacimiento de muchos otros Tokens. Existen 3 tipos de Tokens: Security Token, Utility Token y Equity Token. En este artículo hablaremos sobre el Security Token.

Security Token

Un Token de seguridad es un tipo de dispositivo físico que se utiliza para acceder a un recurso que se encuentra restringido de forma electrónica. Este Token se utiliza a manera de complemento o en lugar de la contraseña, es decir, actúa como una «llave» para poder tener acceso a algo, también representa un porcentaje de algún activo en el mundo real (el proceso de digitalizar dicho activo se llama tokenización), por ejemplo, un negocio que tiene un millón de acciones cuando realiza el proceso de «tokenizar» esas acciones pasa a tener un millón de Tokens se seguridad (Security Tokens), es decir, si se compra un Security Token, se estaría comprando una acción de ese negocio. De tal manera, en la actualidad se puede tokenizar cualquier cosa: acciones, bonos, vehículos, propiedades, etc.

Los Security Token deben estar apegados a las leyes en la jurisdicción en la que se encuentran aquellos activos que están representados, esto quiere decir que es un activo «ligado» a los valores financieros, ellos toman el valor de la empresa que los emite y da su respaldo, pero que no necesariamente representan una parte de la compañía de la misma forma que una acción financiera.

Ventajas de los Security Tokens

Algunas ventajas de los Security Tokens, es que están digitalizados por medio de la tecnología Blockchain, lo cual permite que se reduzca el tiempo de operación y se mueva en un entorno transparente. Por ser considerados activos, ofrecen a sus poseedores la oportunidad de obtener ganancias en razón al crecimiento de la compañía, como son respaldados por algo tangible (como los activos de la empresa y de los beneficios de la compañía como tal) se consideran como inversión a efectos legales pertinentes.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Sabías de la importancia de los security tokens?

Si deseas más información sobre compra y venta de criptomonedas puedes suscribirte a nuestro boletín y recibir gratis el reporte titulado aplicaciones de la tecnología blockchain y su relación con los sistemas descentralizados.

Imagen de Phillip Katzenberger vía unsplash.com bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.