Una vez creada la red Bitcoin en el año 2009, y también su criptomoneda asociada y conocida con BTC, a partir de ese momento, han surgido un buena cantidad de proyectos en ese sentido, que intentan ir mejorando sus características, uno de esos proyectos es Dash, la cual es conocida como Digital Cash (efectivo digital), Dash hace su aparición como una criptomoneda con base en Bitcoin, y con su principal característica de ser anónima.

Dash es una red que no solo da incentivo a los mineros por la validación de las transacciones y proteger la Blockchain (como ocurre con la mayorías de las plataformas entre pares o P2P), sino que también se vale de los nodos maestros (masternodes), para su sistema de gobernanza. A continuación compartimos 7 mitos sobre esta criptomoneda:

Dash solo puede ser utilizada en monederos de escritorio

Es cierto que esta criptomoneda se utiliza a través de monederos de escritorio, pero esto no impide que pueda ser utilizada en cualquier otro tipo de monedero o wallet. En la actualidad hay varios tipos de wallets en el mercado compatibles con Dash: billeteras de escritorio, wallet móvil, hardware wallet, billeteras de papel, etc.

Dash solo puede ser utilizada virtualmente

Si bien es cierto que Dash es una criptomoneda, también es cierto que es una de las más versátiles que existen. Hoy en día en muchas tiendas físicas se pueden hacer pagos con Dash, también se pueden contratar servicios o pagar otro tipo de artículos, así que solo es un mito que solo podemos utilizarla virtualmente.

Sus transacciones NO son anónimas e instantáneas

Esta criptomoneda cuenta con una característica denominada PrivateSend, la cual permite incrementar la privacidad de sus usuarios, es decir, que oculta el origen de los fondos y de esta manera mantiene la fungibilidad de sus monedas al eliminar el historial. También tiene otra característica, llamada InstanSend, la cual respalda a que los usuarios puedan hacer sus pagos en cualquier lugar o establecimiento comercial, haciendo uso de sus dispositivos móviles de forma instantánea, sin tener que esperar mucho tiempo para la respectiva conformación pertinente. PrivateSend e InstanSend, hacen uso de la tecnología conocida como InstantX.

La distribución de recompensas no es equitativa

Dash posee una distribución equitativa de recompensas, para ello hacen uso de los nodos maestros o Masternodes, los cuales actúan como unos mezcladores y reforzadores al mismo tiempo de las transacciones. La recompensa en bloques se divide en 45% para Masternodes, 45% para los mineros y el restante 10%, para el sistema desarrollador.

Posee un sistema de consenso que no es funcional

Por el contrario, el sistema de consenso de Dash es tan eficiente que a diferencia de Bitcoin (donde es difícil introducir algún tipo de cambio), en Dash no existe este tipo de problema, ya que los tipos de cambio vienen determinados gracias a los nodos maestros que permiten «aligerar» de forma notable, la implementación de cambios necesarios.

La gobernanza no es descentralizada

Si bien hemos escuchado que la gobernanza del Dash no es descentralizada, se trata de solo un mito. La gobernanza de Dash posee una característica única, ya que es la primera organización autónoma descentralizada. En este sistema, un Masternode equivale a un voto. El usuario que tenga más de un Masternode, tendrá tantos votos como Masternodes posea.

Base de su tecnología no es clara

Dash es una criptomoneda que basa su tecnología en un fork que fue realizado a Litecoin y Bitcoin, la finalidad de su creación es para hacer compras vía Internet, de bienes y servicios, y también sirve para hacer inversiones, podemos realizar compras en tiendas físicas, es decir, podemos darle el uso tal cual como si se tratara de una moneda tradicional.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Conocías estos mitos sobre Dash?

Si deseas más información sobre compra y venta de criptomonedas puedes suscribirte a nuestro boletín y recibir gratis el reporte titulado aplicaciones de la tecnología blockchain y su relación con los sistemas descentralizados.

Imagen de Sunyu Kim vía unsplash.com bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.