Las CFD o contratos por diferencia, son un derivado financiero, que permite hacer inversión sobre el precio del activo subyacente, en este caso sobre la criptomoneda, sin la necesidad de poseerla. Es un producto de apalancamiento «de alto riesgo» que pudiera resultar en la pérdida del capital. Es importante tener en cuenta que los negociadores de CFD no son propietarios ni poseen derecho alguno sobre los activos subyacentes. Para un mayor entendimiento del tema, es necesario conocer el uso de las criptomonedas.

Uso de las criptomonedas

Las criptomonedas son monedas virtuales que se valen de una red descentralizada (blockchain) a fin de realizar las transacciones financieras de manera segura. Se puede hacer una transferencia de una criptomoneda a alguna persona a través de Internet sin la necesidad de intermediarios, como un banco, por ejemplo. Bitcoin y Ethereum son en la actualidad las criptomonedas más conocidas del mercado, no obstante, cada día se van creando nuevas criptodivisas, las cuales tienen diferentes niveles de confiabilidad y transparencia.

¿Cómo operar CFDs?

Cuando se opera con CFDs se asume una posición sobre la dirección futura en la que se manejará el precio de tal activo. Si se piensa que el precio del activo subyacente se moverá hacia el alza, se abrirá una posición larga en la compra de CFDs y obtendría un beneficio que será proporcional a la apreciación al precio del activo, desde el momento que se hace la compra del CFD hasta el momento que se realiza el cierre de la operación.

Si por el contrario, se piensa que el precio del activo se moverá con tendencia a la baja, entonces se abrirá una posición corta vendiendo CFDs y se obtendría un beneficio proporcional a la depreciación del precio del activo. También, si el precio se mueve en contra de la posición tomada, se obtendría de igual manera una pérdida que será proporcional a la variación del precio del activo. La ventaja de los CFDs se verá directamente relacionada a las variaciones que se presenten en el mercado con la ventaja de que no representan pérdidas directas sobre activos propios en caso de que estas llegasen a ocurrir.

Desventajas de los CFD

El gran problema de los CFD es que muchos expertos los consideran como activos «artificiales» basados en la especulación y que no representan un activo real, sino que son un «derivado» del mismo, pudiendo originar grandes problemas económicos en su entorno, no por ello Barren Buffett los llamó «armas de destrucción masiva». Debemos tomar en cuenta que los CFD han originado muchas crisis económicas en el pasado en el sistema monetario actual (basado en el dinero FIAT) como sucedió en el colapso de las hipotecas subprime y que dio origen a la gran crisis americana del 2008, el problema es que ahora esta práctica se está tratando de realizar en el mundo de las criptomonedas, lo cual es una fuente de preocupación por parte de gente del sector, la cual busca que el entorno de criptodivisas sea más descentralizado y transparente que el entorno FIAT.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Habías escuchado hablar sobre los CFD de criptomonedas?

Si deseas más información sobre compra y venta de criptomonedas puedes suscribirte a nuestro boletín y recibir gratis el manifiesto titulado el futuro de las naciones pasará de los sistemas económicos a software económicos.

Imagen de vjkombajn vía Pixabay.com bajo licencia creative commons.


    1 Response to "¿Qué son las CFD de las Criptomonedas?"

    • José Luis Magariños

      Si, ya conocía algo del tema, en realidad los CFD son peligrosos cualquiera fuere el activo subyacente

Leave a Reply

Your email address will not be published.