Un emprendedor es una persona que tiene la capacidad de detectar un problema, solucionarlo mediante un producto o servicio, ejecutar ese proyecto y hacerlo rentable/sostenible en el tiempo. Emprender significa empezar a recorrer un largo camino, que requiere ser perseverante y constante para transitarlo y hacer realidad el sueño o meta a la cual se desea llegar. A continuación compartiremos una serie de consejos o recomendaciones que pudieran ser de utilidad si se decide emprender.

Tener disciplina

Para emprender un negocio y ejecutar un plan, se necesita de mucha disciplina para realizar las cosas que necesitamos hacer (pero que no nos gusten hacerlas), la disciplina también es fundamental para seguir adelante en aquellos momentos en los que nos falte motivación. No se trata solo de iniciar el negocio y esperar a que los resultados lleguen de forma mágica, se requiere establecer hábitos, rutinas, esfuerzo, trabajo constante y por supuesto, tener mucha disciplina para poder realizar todas las actividades que nos permitan cumplir con los objetivos y metas establecidas.

Dirigirse al público adecuado

Es importante que antes de iniciar un proyecto, hagamos un plan de negocios donde hayamos definido previamente cuál es el público objetivo al cual deseamos dirigirnos, debemos saber cuáles son sus problemas y cómo podemos solucionarlos, una vez teniendo eso claro, podremos ser más efectivos y eficientes en nuestras acciones para poder conectar con dicho público.

Emprender proyectos que nos apasionen

Es fundamental que nuestro proyecto nos apasione ya que esto nos proporcionará el empuje y la motivación requerida para seguir adelante en los momentos difíciles de nuestro emprendimiento, existen casos de personas que emprenden en rubros que no les apasionan (solo lo hacen por la rentabilidad o ingresos), el problema es que todo negocio tiene momentos buenos y malos, si llevamos a cabo un proyecto que no nos apasiona, simplemente lo «abandonaremos» cuando tengamos algún contratiempo.

Tener objetivos concretos

Se trata de diseñar objetivos cortos y medibles, que sean lo más claros posibles, que permitan desde el principio llevar un seguimiento y poder ver y medir los resultados obtenido en el corto y mediano plazo. Es fundamental que estos objetivos estén alineados con nuestros valores y que sean parte de una meta más grande.

Respeto y humildad

Ser respetuoso y humilde son cualidades que debe tener todo emprendedor exitoso, cada persona tiene su propia historia y debe recorrer su propio camino, existen diferentes maneras de llegar a una misma meta, por lo cual no podemos pensar que nuestro camino es el «correcto» y que los demás están «equivocados» o que siguen un camino errado, es importante tener en cuenta de que no sabemos quién más adelante podrá ayudarnos cuando más lo necesitemos. Siempre habrá alguien que sea mejor que nosotros en algún área específica o que sepa más de un tema determinado, por lo cual es importante tener la humildad de reconocer nuestras propias deficiencias y pedir ayuda a otras personas (que ya han recorrido el camino que deseamos transitar) cuando lo necesitemos, por ejemplo muchos emprendedores se niegan a contratar a expertos en determinadas áreas o se niegan a pedir ayuda o tener un mentor, creyendo que ya saben todas las respuestas, sin embargo esto solo retrasará el desarrollo y crecimiento de su empresa o negocio.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Tienes algún otro consejo para emprender con éxito?

Si deseas más información puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de rawpixel.com vía Freepik.es bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.