El bitcoin fue la primer criptomoneda creada que desarrolló un debate serio sobre el futuro de la economía mundial; si bien puede que se hayan desarrollado antes del bitcoin otros proyectos de implementación de criptomonedas, este fue el primero que logró tener un posicionamiento y trascendencia internacional.

El proyecto criptográfico fue tomado por muchos como un chiste en sus inicios, las principales instituciones financieras y grandes fondos de inversión menospreciaron el fenómeno bitcoin durante años, aunque es difícil precisar si lo hacían por desconocimiento o por el sencillo interés en que el mismo no surgiera como una nueva opción económica. El asunto es que fueron muchos los señalamientos que se hicieron en contra de las criptomonedas, el primero de ellos: que era una moneda diseñada para financiar terroristas y el narcotráfico internacional.

El alegato vacío y sinsentido caló hondo en un grupo de personas que dio eco a esta afirmación, lo cierto es que si el bitcoin fuera realmente un ecosistema económica creado con ese fin, lo mismo se podría argumentar sobre el dólar por ejemplo, la moneda que tradicionalmente fue utilizada durante décadas para financiar operaciones criminales. El bitcoin y las demás criptomonedas no favorecen más o menos este tipo de actividades, los mercados negros y las actividades ilegales siempre han existido y todo activo de valor puede ser usado para bien o para mal, en el caso del bitcoin es cierto que ha sido utilizado por ciertos grupos criminales, pero una vez más, también ha pasado lo mismo con el dólar, el euro, y cualquier otra moneda importante y bien cotizada.

La segunda mentira más extendida sobre las criptomonedas es que se trata de una especie de pirámide financiera, algunos han llegado a comparar el bitcoin con sistemas de estafas financieras, lo cual es absolutamente falso. Los sistemas económicos basados en la criptografía nada tienen que ver con pirámides financieras o este tipo de negocios, el único fin de las criptomonedas es servir como sistema de intercambio de valor, para promover una mayor libertad económica en la sociedad, sin la intromisión nociva que los gobiernos suelen ejercer en las economías al manipular las monedas nacionales para financiar políticas populistas.

Y la tercera mentira tiene que ver con el respaldo que existe detrás de las monedas fiduciarias y el bitcoin, muchos argumentan que el dólar se encuentra respaldado por el oro o incluso hablan del respaldo del gobierno federal de Estados Unidos, lo cual no deja de ser sencillamente tan solo una promesa, pues el dólar al igual que el resto de monedas nacionales dependen de la sostenibilidad de sus gobiernos, pero las mismas no están exentas de ser fuertemente devaluadas o incluso secuestradas por los mismos gobiernos, como por ejemplo ocurrió en Argentina en el año 2001, en el famoso “corralito”.

El bitcoin a diferencia de las monedas fiduciarias está respaldado por una cadena de bloques y por sus propios usuarios, quienes efectúan transacciones a libro abierto y con absoluto transparencia mediante una fórmula matemática que impide (en el caso del bitcoin) la impresión descontrolada de masa monetaria.

La mayoría de argumentos lanzados en contra de las criptomonedas son pronunciados por las mismas personas que manejan las reservas federales de las naciones, los emisarios de grandes bancos que mantienen sus negocias en monedas FIAT, y un gran cumulo de personas que desconoce realmente el funcionamiento de las criptomonedas y únicamente emiten opiniones basadas en el desconocimiento.

Lo cierto es que la criptografía llegó para no marcharse, cada vez pisa más fuerte y en el mediano o largo plazo tendremos un nuevo sistema económico basado en cadenas de bloques, y no en la manipulación estatal.  

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Cuál Fake News agregarías a la lista?

Si deseas más información sobre este tema puedes suscribirte a nuestro boletín y acceder gratis al reporte titulado aplicaciones de la tecnología blockchain y su relación con los sistemas descentralizados.

Imagen de vjkombajn vía Pixabay.com bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.