La República de China, ha prohibido a sus bancos y empresas, la aceptación de transacciones usando criptomonedas y también advirtió sobre los posibles riesgos para los que no cumplan con esta norma. Según esta prohibición, los bancos no deben ofrecer a sus clientes ningún tipo de servicio en el que se utilicen criptomonedas. Servicios como registros, liquidación, compensación y negociación, esto lo afirmaron tres instituciones de la industria China: la Asociación Nacional de Financiamiento de Internet de China, la Asociación Bancaria de China y la Asociación de Pagos y Compensación de China.

En un comunicado reciente indican que los precios de las criptomonedas han subido y caído de forma abrupta, y el comercio especulativo de las criptomonedas se ha recuperado, lo que ha infringido de manera grave la seguridad de la propiedad de las personas, interrumpiendo el orden económico y financiero.

Antecedentes de la medida

Ya China había prohibido anteriormente (2017) hacer intercambios de criptomonedas y las Ofertas Iniciales de Monedas (ICO), pero no había prohibido expresamente que las personas usen criptomonedas para sus transacciones financieras, sin embargo, en la medida reciente se prohíbe brindar servicios de ahorro, préstamos en criptomonedas, fideicomiso y emitir productos financieros que tengan relación con las criptomonedas. Esta nueva medida también destaca los riesgos del comercio en criptomonedas, afirmando que las monedas virtuales no tienen respaldo real, ya que sus precios se manipulan fácilmente y los contratos comerciales no tienen protección por parte de la ley China.

La nueva norma reitera que las monedas digitales no tienen protección legal, de tal manera que, si algún usuario sufre una pérdida financiera debido al uso de criptomonedas, será su propia responsabilidad, además de que el gobierno chino y sus autoridades oficiales (en materia económica) no podrán hacerse responsables por la recuperación de dicho dinero.

China reitera su postura con la comercialización de criptomonedas

Aunque pareciera que es una «nueva prohibición» por parte de las autoridades chinas; analistas y críticos señalan que esta situación reafirma la «postura inicial» que tenían las autoridades locales, ya que esta prohibición estaba vigente y ya se había implementado desde el año 2017. Lo que las instituciones firmantes del nuevo comunicado están haciendo, es recordar a los negocios que no se debe proporcionar servicios básicos en criptomonedas a los residentes del país, ya que es completamente ilegal realizar esta práctica dentro de China.

¿Una estrategia para protegerse de la competencia externa?

Es importante mencionar que esta restricción posiblemente se deba a una forma de «proteger» o respaldar las «propias iniciativas» de China, por ejemplo, mientras que se ponen restricciones a las criptomonedas en dicho país, por otro lado, se están haciendo pruebas y promoviendo en algunas ciudades el Yuan Digital y/CriptoYuan (impulsado por el gobierno chino), por lo cual, podemos concluir que las restricciones no necesariamente obedecen a una protección de los usuarios finales, sino que es una forma de fortalecer sus proyectos nacionales. Debemos tomar en cuenta que esto ya ha pasado en varias ocasiones, como por ejemplo, la prohibición de Facebook, Instagram y Whatsapp en China, en pro de defender su equivalente nacional que es WeChat.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Crees que en algún momento China se abrirá nuevamente al uso de las criptomonedas?

Si deseas más información sobre compra y venta de criptomonedas puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de Steven Yu vía Pixabay.com bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.