Luego del anuncio de la actualización EIP-1559 o London de Ethereum, muchos usuarios se preguntan sobre el impacto que estas mejoras tendrán en la plataforma. Algunos expertos señalan que esta actualización podría generar una «presión deflacionaria» sobre Ethereum, algo similar a lo que ocurre con Bitcoin cada 4 años luego de un halving, en donde se reduce al 50% la recompensa de los mineros.

¿Qué es la deflación?

La deflación o inflación negativa, es un término utilizado en economía para describir un descenso generalizado de los precios de bienes y servicios (durante un periodo relativamente prolongado), el cual se genera por una disminución de la demanda y un exceso en la oferta.

Funcionamiento antes y después de la actualización

La propuesta de mejora EIP-1559 (London) tiene como objetivo cambiar la forma en la que se calculan las tarifas por transacción (gas fee). Antes de esta actualización, los usuarios hacían ofertas indicando cuánto estaban dispuestos a pagar para que el minero procese la transacción de Ether, lo que a veces resultaba costoso, sin embargo, bajo el nuevo esquema de EIP-1559 este proceso es manejado a través de un sistema de licitación automatizado, con una tarifa fija que fluctúa de acuerdo al nivel de congestión en la red, esta solución es muy útil para los usuarios ocasionales de Ethereum, ya que genera tarifas más bajas y hace que el protocolo o sistema sea «menos intimidante» al momento de utilizarlo por primera vez.

Con la nueva actualización, el usuario que realice una transacción en la blockchain de Ethereum pagará una tarifa base que será “quemada” o «sacada de circulación» en lugar de acudir a los mineros. El término «quemada o quema» significa que se sacarán las criptomonedas de circulación y serán enviadas a una dirección (de la que nadie tiene la clave). La reducción de la oferta de Ethereum ejerce una «presión deflacionaria» sobre la red. Aunque se siguen creando nuevas monedas con cada nuevo bloque, también desaparece un poco de ETH. En teoría la «presión deflacionaria» ajustará los precios al alza porque el crecimiento de la oferta se ralentiza.

Con esta mejora, el suministro de ETH no se estaría reduciendo, sino que se estaría poniendo «fuera de circulación» lo cual genera un proceso parecido al halving de Bitcoin que se da cada 4 años, en el que los mineros reciben un 50 % menos de recompensa a cambio de procesar transacciones en la red.

¿Qué significa el triple halving de Ethereum?

Muchas personas están usando el término «triple halving» para describir los 3 cambios de Etherum que se darán en un corto periodo de tiempo, los cuales pueden tener efectos similares a los halvings individuales de Bitcoin, los cambios principales serían la actualización EIP-1559, Ethereum 2.0 y el cambio hacia prueba de participación (PoS o Proof of Stake).

Efectos en el mediano y largo plazo

Cada vez que exista una «quema» de una parte de la tarifa, habrán menos Ethers disponibles, lo cual ocasionará una presión hacia el alza del precio (si es que la demanda aumenta). Los desarrolladores creen que los efectos de London y EIP-1559 serán vistos más en el mediano y largo plazo, en vez del corto plazo. Si a esto le sumamos el efecto del traspaso del protocolo de prueba de trabajo (PoW o Proof of Work) a prueba de participación (PoS o Proof of Stake) previsto para finales del 2021 o inicios del 2022, es posible que estos efectos sean más notables y sea el momento en el que todos estos esfuerzos se vean realmente reflejados en la red Ethereum.

¿Qué opinas sobre este tema? ¿Cuál crees que será el impacto de esta actualización de Ethereum?

Si deseas más información sobre este tema puedes suscribirte a nuestro boletín y acceder gratis a nuestro reporte titulado aplicaciones de la tecnología blockchain y su relación con los sistemas descentralizados.

Imagen de Execution vía unsplash.com bajo licencia creative commons.


Leave a Reply

Your email address will not be published.